Compartir

El jueves pasado, Britney regresó a casa para la reunión familiar que tendrían en honor al nacimiento del nuevo miembro, sin embargo, … y ¿qué extraño verdad?, lo hizo armando un revuelto en el aeropuerto de Los Ángeles, al desatar un caos entre los paparazzi.

A muy pocos les importó que su hermana ya fuera dada de alta, los comentarios de la familia por la bebe, etc…, todos voltearon la vista hacia Britney y según la revista US “La seguridad de Britney no estaba equipada para manejar la situación. Fue el caos masivo con los fotógrafos parados con ella en la escalera, literalmente, no tenía a donde ir”.

Chequen las fotos y el video del escandalito, jeje la gorda Britney sigue haciendo de las suyas…

Dejar una respuesta