Avionazo, Mueren Secretario de Gobernación Camilo Mouriño y José Vasconcelos

Avionazo, Mueren Secretario de Gobernación Camilo Mouriño y José Vasconcelos

5990
0
Compartir

En la ciudad de México D.F., 18:40 horas, cayó la nave Learjet en la que viajaban procedentes de San Luis Potosí el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño Terrazo, y el ex titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, José Luis Santiago Vasconcelos, en la calle Ferrocarril de Cuernavaca, en Lomas de Chapultepec, a unas calles de la Fuente de Petróleos. El impacto ocasionó un gran estallido cimbrando todo el lugar e incendió y calcinó a más de 20 vehículos.

En el accidente también fallecieron Miguel Monterrubio, director general de Comunicación Social de la Secretaría de Gobernación; Arcadio Echeverría Lanz, coordinador de Eventos y Administración de la oficina del secretario; Norma Angélica Díaz, directora de área en la Dirección de Comunicación Social de la SG; Julio César Ramírez Dávalos, piloto aviador; Álvaro Sánchez Jiménez, copiloto, y la sobrecargo Giselle Carrillo. Hasta ahora se han reportado 40 personas lesionados algunos de gravedad y aún no se ha dado la cifra de los muertos civiles, que iban en los vehículos, además de algún otro transeúnte que pasara por el lugar.

Se cuenta que el piloto del avión intentó realizar un aterrizaje forzoso al darse cuenta de que no podría llegar al aeropuerto. Y otra versión dice que la avioneta no respetó la distancia mínima a la cuál debería volar alejado de un Boeing y debido a la turbulencia de éste fue que ocurrió el accidente.

A continuación, el texto íntegro del mensaje que felipe calderón dió poco después del hecho ocurrido:

Señoras y señores de los medios de comunicación:

El día de hoy, al regresar de una gira de trabajo por el estado de San Luis Potosí, perdió la vida el secretario de Gobernación, el licenciado Juan Camilo Mouriño.

Acompañaban al secretario de Gobernación el licenciado José Luis Santiago Vasconcelos, Miguel Monterrubio, Arcadio Echeverría, Norma Díaz, el capitán Julio César Ramírez Dávalos, el copiloto Álvaro Sánchez y la sobrecargo Gisel Carrillo, quienes también fueron colaboradores míos.

Desde aquí quiero expresar mi más sentido pésame a los familiares de las víctimas, mi apoyo absoluto en estos momentos tan difíciles; en especial a Mary Geli, a María, a Iván y a Juan Camilo, esposa e hijos del secretario de Gobernación, y a todos sus familiares.

Sus hijos deben saber que su padre trabajó hasta el último momento por heredarles un mejor país y un buen nombre.

México ha perdido a mexicanos patriotas que trabajaron al servicio del Estado mexicano; mexicanas y mexicanos que con su trabajo diario e incansable construían un mejor país para todos.

El gobierno federal a mi cargo, en coordinación con las instancias competentes, realizará todas las investigaciones necesarias a fin de averiguar a fondo las causas que originaron esta tragedia.

Mientras tanto, nos atendremos a la información que vaya surgiendo de las pesquisas correspondientes.

En especial, quiero referirme a Juan Camilo Mouriño, quien, como ustedes saben, fue uno de mis más cercanos colaboradores y uno de mis mejores y más entrañables amigos.

Con su muerte México pierde a un gran mexicano: inteligente, leal, comprometido con sus ideales y con el país; honesto y trabajador.

Un hombre cuyo talento, tacto y capacidad estratégica y de diálogo permitió que México avanzara en muchas de las muy importantes reformas que se han implementando en el país y que hizo posible que el gobierno avanzara en la consecución de sus objetivos para con los mexicanos.

Con Juan Camilo compartí a lo largo de muchos años de lucha el ideal de una patria nueva, el ideal de un México distinto y mejor, el ideal de un México donde brillara la justicia, la democracia, la libertad, la seguridad, el respeto entre unos y otros, el respeto al medio ambiente.

Nunca dudamos en empeñar nuestras vidas para ver realizados nuestros sueños de ver engrandecida a nuestra patria.

Su muerte me causa un enorme pesar, pero al mismo tiempo es para mí un motivo poderoso para pelear sin descanso y ahora más que nunca, por los ideales que compartimos.

Instruyo a mi equipo de trabajo a redoblar esfuerzos en la tarea cotidiana, a trabajar unidos y sin doblegarnos; a trabajar más intensamente cada día para lograr el México en el que creemos y en el que creyó el secretario de Gobernación y su equipo.

A los mexicanos les pido que, además de sus plegarias, recuerden a Juan Camilo como un mexicano joven y comprometido, honesto, inteligente, que le aportó a México una gran entrega para transformar a nuestro país.

También pido a todos los mexicanos que ningún acontecimiento, por doloroso o difícil que sea, como por supuesto lo es éste, nos haga desfallecer en nuestro anhelo de tener un México mejor.

Estaremos informando a ustedes y a toda la nación a medida en que avancen las investigaciones del caso, y en su momento haré saber a los mexicanos las decisiones de gobierno correspondientes.

Muchas gracias.

Uds tiene la mejor opinión… ciao!

Dejar una respuesta